sábado, 28 de mayo de 2011

Cuando la vida te presente razones para llorar, demuéstrale que tienes mil y una razones para reír.

Vivir no es sólo existir,
sino existir y crear, 
saber gozar y sufrir 
y no dormir sin soñar. 
Descansar, es empezar a morir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario